Noche de lluvia

Está lloviendo. Implacablemente. En este barrio periférico en medio del mar. En este barrio del mismo color de las sombrías nubes que descargan su húmeda pena sobre los edificios desangelados y feos. Una lluvia que moja mi primoroso vestido de satén blanco y humedece el ramo de lirios, también blanco, que llevo en la mano. […]

Colección de haikús (2)

Con cada grano se desangra el corazón de la granada. Y mientras lloro parto el blanco corazón de la cebolla. Blancor de espumas, caracolas y arena. Tardes marinas. Un mar de hojas, secas olas crujientes; pardo océano. Canta la noria. Los cabellos del agua se aclaran al sol. Golpea el viento la campana de bronce […]