Caer tan bajo

Desaparece reptando en las alcantarillas
si resignada o con espanto, no sabemos
la lluvia
que esta mañana caía regalando besos a flores
brillos a veredas
tamborileando sobre toldos y paraguas
caracoleando por igual sobre arriates de flores
y papeleras
la lluvia
y al cabo, en esta tarde que recién se insinúa
pálida de susto
titiritando y en hilera
se arrastra sinuosa hacia las cloacas
la lluvia
dejándonos con el enigma de no saber
si lo hizo por las malas o las buenas.

Deja un comentario